AVANZA EL FORTALECIMIENTO DEL SISTEMA DE REGIONALIZACIÓN

La Universidad del Valle avanza en la concreción del Plan de Desarrollo 2015-2025 para hacer del Alma Máter una sola y recortar las distancias y disparidades entre las sedes que conforman el sistema de regionalización y los campus de Meléndez y San Fernando en Cali. Las acciones principales para esto son:

1. En planta docente. Posesión de planta de 35 nuevos profesores en las diferentes Sedes. Ellos ganaron la pasada convocatoria docente, así mismo, se realizará la contratación de un importante grupo de profesores equivalentes a los ocasionales en las modalidades de tiempo completo y medio tiempo cuyo número se incrementará significativamente respecto de los estándares de los años anteriores con el fin acometer la normalización de la planta, los procesos de acreditación y la progresiva articulación de la investigación y la extensión entre las diferentes Sedes y los campus. Es el paso más importante y se concretará a partir del próximo primero de enero.

2. En infraestructura. Se continúa avanzando en la inversión en múltiples obras de infraestructura y en equipamientos tecnológicos. Para el 2018 fi guran, entre otras obras:

La terminación de la sede Zarzal con recursos de regalías y de la estampilla (obras e interventoría) por un monto de $11.524 millones de pesos, la cual será entregada en el primer semestre del próximo año; asimismo se avanza en la construcción de la biblioteca y 11 aulas de la Sede Norte del Cauca, por un monto de $2.286 millones, obras que estarán concluidas en enero de 2018.
También se iniciará la construcción del Centro Deportivo Universitario de Buenaventura con una inversión aproximada de $3.000 millones. Se entregará a la comunidad universitaria en el segundo semestre de 2018.

Para los diseños arquitectónicos de las obras que se realizarán en las sedes de Yumbo, Pacífico (nuevo CDU), Palmira (ampliación de sede, auditorio, cafetería y oficinas) y Tuluá (construcción de ed ificio de aulas) se destinaron $1.217 millones. El bloque de laborato rios de la Sede Yumbo tendrá una inversión cercana a los $3.700 millones, y se avanza en los trámites para la compra de un lote y la iniciación del proyecto de campus en la sede de Buga.

3. En el manejo y control administrativo. Desde la Rectoría se ha consolidado una política para asumir muchas de las funciones que antes estaban a cargo de las fundaciones, no solo en materia de contratación de docentes, asunto que ya se concretó, sino también en la gestión de las infraestructuras, los servicios de bienestar y las actividades de extensión que, por ser misionales, deben ser lideradas por la Universidad.

Durante la transición que tomará algunos años, las fundaciones cumplirán el papel de contratación del personal administrativo en la medida en que se consolide la planta de do centes. Iniciaremos también procesos para articular la planta administrativa propia con funcionarios de la Universidad del Valle en los procesos académico-administrativos.

Todo lo anterior no representa promesas vanas, son ejecutorias. Hemos demostrado nuestra firmeza y voluntad de adelantar los cambios que requiere la Universidad. Acompañados por el Consejo Superior, por ejemplo, y a partir de enero, haremos la integración de personal del Canal Universitario, la Emisora y la Productora de Televisión, medios que antes se gestionaban desde la Fundación de la Universidad del Valle en Cali.

Avanzamos así, en la consolidación de un modelo de carácter multicampus en el cual la Rectoría está firmemente comprometida. Por supuesto que esto significa un reacomodamiento de la asignación de cursos con prioridad para los nuevos profesores vinculados, quienes no ocuparán carg os académicos administrativos porque la normatividad que al respecto rige en la Universidad del Valle no lo permite. Este proceso vie ne siendo planificado entre la Dirección de Regionalización, la Oficina de Planeación, la Vicerrectoría Académica, las facultades e institutos académicos y los directores de las sedes regionales, atendiendo a criterios de eficiencia y pertinencia, con el propósito central de garantizar la mejora continua y la calidad de los procesos académicos.

Estos múltiples esfuerzos en materia de reorientación de la labor docente e investigativa, de las plantas de personal, del mejoramiento de la infraestructura física y de la dotación de equipos y tecnologías apuntan a mejorar integralmente las condiciones de las sedes de la Universidad del Valle en toda la región y a garantizar mejores condiciones a quienes trabajan en el Alma Máter. En esta tarea requerimos por supuesto la colaboración de todas y cada una de las personas que hacen parte del Sistema de Regionalización para impulsar los cambios requeridos al completarse 31 años de su operación y cumplir la misión de educar más y mejor a miles de vallecaucanos y habitantes del suroccidente colombiano, en especial.

Rectoría, 1° de diciembre de 2017.